Lo estábamos pidiendo a gritos y Lionsgate nos lo ha concedido: ¡ya tenemos el retrato de Finnick! ¿Verdad que tiene una pinta un tanto salvaje? Que no falte, por supuesto, la intrigante rosa blanca.

Por cierto, también tenemos silla nueva en la oficina: ¿quién será el afortunado que se siente en ella? Por lo visto se trata de “su eminencia”, un personaje “adorado por todos”…

La cuenta atrás sigue quemando el tiempo.