La tributo Mireia Funollet encontró las ilustraciones buceando en Internet y después, armada con el Photoshop, fabricó este merchandising. ¿Os gusta?