La primera vez que leyó Los Juegos del Hambre fue hace dos veranos y le llevó dos noches nada más porque no podía parar de leer: “la escritura de Suzanne es muy vívida”. Recuerda que en el colegio todo el mundo hablaba de los libros y de lo increíbles que eran.

Nunca se imaginó a sí misma como Rue, pero cuando releyó LJDH, empezó a cambiar de opinión: “Rue es muy musical, y pequeñita como yo, y muy rápida y ágil”. ¿Que de qué manera es musical? Porque le gusta cantar. Y toca la guitarra, el violín y la batería.

Confiesa que ha leído el primer libro de la trilogía por lo menos cinco veces, nunca se cansa de él. Pero lo mejor es que las cuatro primeras veces que lo leyó todavía no sabía que iba a convertirse en Rue. También ha revelado que Rue y Comadreja son sus personajes favoritos, “probablemente porque en realidad no eran malas personas”. Añade que le gusta Rue por lo musical y dulce que es, y que después de haber releído tanto el primer libro, también empieza a gustarle un poquito Clove. Ah, y Katniss, eso por descontado, “¡a todo el mundo le gusta Katniss!”

¿Y cómo se enteró de que se estaba preparando el casting para Rue? Escuchó que se estaba poniendo en marcha la película basada en el libro y, como le encantaba Rue, llamó a su agente muchísimas veces pidiéndole por favor que le consiguiera una audición. Y la consiguió, y se preparó en serio para hacerla lo mejor que pudiera.

La audición para Rue fue en casa de Gary Ross, el director de la película. Fue vestida como Rue, con pantalones khakis y una camiseta que su madre ensució un poco para que diera el pego, y un peinado especial. También llevó un ramillete de flores en el bolsillo como amuleto porque pensó que Rue lo habría llevado también para tener suerte. Pero no enseñó las flores a Gary, “era como un secreto especial mío”.

Y desde que hizo el casting, ¿cuánto tardaron en anunciarle que había sido elegida para ser Rue? “¡Dos semanas enteras en las que no paré de morderme las uñas!” Por cierto, Amanda es una experta trepadora de árboles.


Podéis leer el resto de la entrevista en Publishers Weekly aquí.