Necesitaréis un tiras de cuero, un rotulador de punta fina, ganchos de pendiente, tijeras o cúter (y una superficie dura sobre la que trabajar), y una regla. ¡Mucho cuidado y no os vayáis a llevar un dedo por delante! Aunque eso al Presidente Snow le encantaría, vaya que sí…

¿Os parece si ahora vemos el vídeo y seguimos los pasos uno a uno?