Unos calcetines y un cuaderno contra el Capitolio. ¿Verdad que son bonitos?

¡Que vuestros Reyes Magos vengan cargados de cosas chulas, tributos!