Hace días por fin supimos que Jennifer Lawrence es la actriz elegida para ser Katniss Everdeen. En todas partes y todos los idiomas la noticia fue acogida con buenas y malas caras, y es que había muchas actrices favoritas para hacerse con el papel de la chica en llamas y Lawrence no se encontraba entre los primeros puestos. Aparte de esa feroz competencia creada por los fans, también está el hecho de que la joven tiene 20 añitos, es rubia y, aunque está estupenda, tiene rasgos poco afilados. Sin embargo, a pesar de tanta crítica, nadie debe olvidar que se la reconoce como estupenda profesional, que una buena caracterización hace milagros y que sus veinte años pueden aportar gran madurez y profundidad al personaje protagonista de Los Juegos del Hambre.

De hecho, en un artículo alguien comentó que daba gracias a los cielos por la edad de Jennifer, porque su papel va a exigir estados emocionales extremos, pasión y violencia, y esos importantes detalles probablemente habrían quedado muy deslucidos con una actriz de 15 ó 16 añitos, que es lo que muchos fans esperaban.

Jennifer

Gary Ross, director de la producción, confesó hace unos días que Lawrence le iba a Catnip como anillo al dedo. Le pareció perfecta y rebosante de talento (la vio en la película Winter’s Bone y le encantó). Cuando hizo el casting de la película su actuación fue tan espectacular y llena de energía que dejó a todos sin aliento.

Sobre su edad también tuvo palabras: contó que en ese tema coincidía con la propia Suzanne Collins, con la que había hablado muchísimo acerca de la personalidad de Katniss y la chica que fuera a interpretarla. Consideraron que el personaje tenía una fortaleza, una madurez y un lado maternal tales que ninguna actriz demasiado joven sería capaz de sobrellevar; y Suzanne tenía muy claro que, a pesar de sus años, Katniss no era ninguna niña.

En cuanto al físico de Jen, Gary Ross aseguró que los fans estarían conformes con el resultado final: le teñirán el pelo y harán lo que haga falta con su físico para convertirla en la Katniss perfecta. Por cierto, ¿sabéis que ya asiste a clases de tiro con arco? ¿Y que va a aprender a subir a los árboles trepando? La actriz, ilusionadísima y llena de ganas, está preparada para comerse el mundo y, según el director, concienciada de cómo cambiará su vida a partir de ahora y totalmente preparada para el reto. Por cierto, Collins asistió a todos y cada uno de los castings que se hicieron para encontrar a Katniss.

El director de la película también habló de la actitud de los fans de LJDH frente a la elección de Jennifer Lawrence y contó que le pareció algo muy natural, ya que los lectores sienten mucha pasión hacia la saga y por eso mantienen con todos sus personajes una relación muy especial. No obstante, también añadió que Lawrence era la Katniss perfecta para Suzanne Collins, y eso era lo que de verdad importaba.

Katniss

En fin, que tanto hablar sobre Gary y Suzanne, y casi nos olvidamos de la verdadera protagonista: Jennifer Lawrence. La actriz está sencillamente emocionada: “No podría estar más feliz por formar parte de Los Juegos del Hambre y convertirme en Katniss. Tengo una gran responsabilidad hacia los fans de esta increíble saga y no voy a tomármelo a la ligera. Daré lo mejor de mí misma en las películas.”

Ahora que habemus Katniss, pronto sabremos qué actrices y actores se harán con el resto de papeles de la historia, pero mientras os recuerdo los nombres que se barajan para Peeta: Hunter Parrish, Josh Hutcherson, Alex Pettyfer, Thomas McDonnell y Tyler Blackburn. Los tres primeros son los más rumoreados… sobre todo el primero, Hunter Parrish, de 23 años, rostro bonito y curioso, y encantado con que Lawrence se haya hecho con el papel de Katniss.

LJDH

En fin, tributos, tiempo al tiempo y paciencia. A finales de esta primavera comenzará el rodaje de la película y el año que viene podremos verla en la gran pantalla. Mientras tanto nos toca apoyar el proyecto y desearle nuestros mejores deseos. Larga vida a LJDH.