Gracias a un concurso entre librerías organizado por Scholastic que consistía en caracterizar los recintos libreros de la propia Cornucopia de Los Juegos del Hambre, el pasado 7 de noviembre la librería Powell (Portland, Estados Unidos) tuvo la tremenda suerte de contar con la presencia de Suzanne Collins: libreros extasiados, fans como locos, una librería vestida de tributos, guerra y Cornucopia…

Ver para creer: regalaos los ojos, tributos.