Molino, la editorial que edita en España Los Juegos del Hambre, publicó hace un tiempo una entrevista a Suzanne Collins: larga, clarificadora, dice mucho de la autora y de su obra, hace que el lector reflexione… Esta semana la iré colgando por partes: ¡disfrutadla!


En Los juegos del hambre se entretejen la aventura, la mitología, la ciencia ficción, el romance y la filosofía… ¿Cuáles han sido tus influencias para la creación de este libro?


Una influencia significativa tendría que ser el mito griego de Teseo y el Minotauro. El mito cuenta cómo, en castigo por hechos del pasado, Atenas periódicamente tenía que enviar siete muchachos y siete vírgenes a Creta, donde eran encerrados en el Laberinto y devorados por el monstruoso Minotauro.
Ya de niña encontraba que aquello era bastante despiadado. Creta estaba enviando un mensaje muy claro: “Meteos con nosotros y os haremos algo mucho peor que mataros. Mataremos a vuestros hijos”: Y el detalle es que aquello fuera permitido. Los padres solo podían mirar y eran incapaces de detenerlo. Teseo, que era el hijo de un rey, se ofreció a ir voluntariamente. Supongo que, a su manera, Katniss es una especie de Teseo futurista.

En consonancia con las raíces clásicas de la historia, envío a mis tributos a una versión actualizada de los juegos de gladiadores romanos, lo cual supone un gobierno sanguinario que obliga a sus ciudadanos a luchar a muerte a manera de entretenimiento popular. El mundo de Panem, en especial la capital, Capitolio, está cargado de referencias a Roma. De hecho, el nombre Panem viene de la expresión “Panem et Circenses”, es decir, Pan y Circo. A su manera, el público de los juegos romanos y de los reality shows resulta un personaje en sí mismo. Puede responder con gran entusiasmo o tener un papel en tu eliminación.

La historia de Katniss se me ocurrió mientras cambiaba de canales entre la programación de reality shows y los informativo sobre de guerras reales. Una noche estaba allí sentada pasando de un canal a otro y en uno había un grupo de jóvenes compitiendo por dinero o algo así, no me quedaba muy claro. En el siguiente, se veía un grupo de jóvenes combatiendo en una guerra verdadera. Estaba cansaba, las líneas empezaron a desdibujarse de un modo muy perturbador, y así fue como pensé en esta historia.

Los juegos del hambre son un evento televisado anual en el que un chico y una chica por cada uno de los doce distritos de Panem se ve forzado a participar en una lucha a muerte que se transmite en directo. ¿Cuál es, en su opinión, el atractivo de los “reality shows”, tanto para niños como para adultos?


Bueno, a menudo se preparan como si se tratase de juegos o competiciones deportivas, hay ese interés en ver quién gana. Los concursantes suelen ser desconocidos, y eso permite que la audiencia se identifique con ellos. A veces participan personas con mucho talento.
Luego está el subidón voyeurista de ver a cómo se humilla a la gente, se le hace llorar o sufrir físicamente, algo que encuentro muy perturbador. También tienen el potencial de desensibilizar al público, de modo que cuando la tragedia real ocurre, por ejemplo en los informativos, no llega a tener el impacto que debería.

Continuamos dentro de un par de días :D